domingo, 8 de diciembre de 2013

COMO FREIR UN HUEVO

COMO FREÍR UN HUEVO

Freír un huevo parece la cosa más sencilla del mundo, pero es todo un arte. Tiene que quedar alrededor de la clara bien dorada ( el borde dorado se llama con puntilla) y la yema se tiene que poder untar con la miga de un buen pan. ( si no el huevo frito pierde toda su gracia).
En casa nos gustan fritos con aceite de oliva.



Freír los huevos, de uno en uno para que queden bien (si tienes prisa o quieres ir más rápido coge dos sartenes pequeñas y  hazlos al mismo tiempo).
Casca el huevo en una taza o bol pequeño
En una sartén pequeña pon bastante  aceite a calentar, cuando veas que ya está bien caliente echa el huevo.




Pon el huevo  con cuidado, y con la espumadera  o una cuchara se va echando aceite por encima. Cuando el huevo tiene la clara blanca con los bordes tostados, vigilando que la yema quede liquida pero hecha y el huevo flota en la  sartén, sacalo con la espumadera, ya está a punto para servir y comer.

Se deben salar los huevos después de sacados del aceite, ya que antes té puede saltar y salpicar.


Comer caliente y recién hecho es cuando está más bueno.

Espero que os guste y que aproveche

conlaneveravacia.blogspot.com

conlaneveravacia@gmail.com

1 comentario:

  1. Cierto, aveces las cosas que nos parecen mas sencillas, necesitan su punto.

    ResponderEliminar